Una historia muy seductora muy bien contada y llena de misticismo

Con ‘La Virgen del Sol’ Jordi Díez ha terminado de conquistarme. Literariamente, claro. Su punto más místico que religioso, más pegado a la filosofía y las creencias que a los ritos, me pone. Literariamente, por supuesto.