“Yo no soy independiente”, por Blanca Miosi
“Yo no soy independiente”, por Blanca Miosi
“Yo no soy independiente”, por Blanca Miosi
“Yo no soy independiente”, por Blanca Miosi
“Yo no soy independiente”, por Blanca Miosi
“Yo no soy independiente”, por Blanca Miosi
“Yo no soy independiente”, por Blanca Miosi

La escritora indie Blanca Miosi, una de las pioneras de la autopublicación de la llamada generación Kindle, reflexiona en este artículo sobre la auténtica independencia de los escritores que editan en plataformas digitales, e introduce un concepto cada vez más en boga: el del híbrido que combina la autopublicación con los sellos editoriales.

Por BLANCA MIOSI

Hoy voy a hablar de un tema recurrente pero que creo necesario enfatizar. Me he topado tanto en Twitter como en Facebook con comentarios como: “Yo no soy independiente, la editorial tal se ha arriesgado conmigo…”, sin embargo me ponen la imagen de su libro en los avisos en los que promociono a los escritores independientes, (supongo que con la finalidad de que me entere o ayude a promocionar su libro).

Este tipo de manifestaciones como de “advertencia” de que publica a través de una editorial es pasada de moda y adolece de conocimiento acerca de lo que ocurre actualmente en el mundo de la edición.

Hay escritores que se avergüenzan de que los consideren autopublicados, sin saber que muchos de ellos publican también a través de grandes editoriales, en ocasiones de mucha más importancia de la que se imaginan. Puedo poner algunos ejemplos:

Mario Escobar publica gran parte de sus novelas con Harper Collins y varias más. También Publica por Amazon Publishing. Enrique Laso lo hace con Martínez Roca. Rafael R. Costa también por Planeta para su sello Espasa. Jordi Díez, Ediciones B. Fernando Gamboa, Ediciones B. Mercedes Pinto con Ediciones B, Libros Mablaz, y Amazon Publishing.

Y así podría seguir. Yo misma empecé publicando hace siete años por Ediciones Roca, Viceversa y también por Ediciones B, y mis libros en francés los publica Les 2 Encres Editions; en alemán Amazon Crossing y en inglés los he mandado traducir por mi cuenta, a un coste bastante alto. de manera que no se nos puede acusar de mala calidad.

Cuando la gente me escucha decir que publico por Amazon hace un gesto de comprensible tolerancia cuando en realidad no entienden de qué se trata.  En esa plataforma existe de todo, es verdad, pero también hay muy buenos libros. Mejores que muchos publicados por editorial. Algunos de ellos con premios de Literatura. Pero el asunto es peor cuando las ideas provienen de los propios autopublicados. Algunos al no vender muchos libros asumen que no son leídos porque no los respalda una editorial. Creo que en esos casos deberían hacerse una reflexión: ¿Qué es lo que falla en sus libros?

Si no fueron aceptados por una editorial tal vez tengan demasiadas fallas, o la historia no interese. Aunque ellas también se equivocan; lo hicieron con uno de mis libros y creo que es lo mejor que pudo sucederme porque gracias a ello me decidí a publicar como independiente con bastante éxito.

Blanca Miosi, autora de este artículo de opinión

Las editoriales no son la panacea. Admito que la sensación de ser aceptados por una casa editora da una gran satisfacción por aquello de las cribas, pero en la vida real no significa que el libro se convierta en un Best Seller o que nos hagamos conocidos en todo el mundo. La mayoría de las medianas o pequeñas editoriales no tienen distribución en el extranjero, mientras que empresas como Amazon y similares venden a través de Internet en todo el mundo, y cuando hablo de libros no me refiero solo a los digitales, también hablo del formato en papel y en audible. Por cierto, mis libros se venden en los tres formatos.

Hoy en día ser escritor independiente no significa solo ser autopublicado. Ser independiente abarca mucho más, amén de lo que ya se sabe: lo de promocionarnos, pagar las correcciones, maquetación, etc. Ser independiente significa ser nuestros propios agentes. Hemos dejado a un lado el pudor al hablar de nuestros libros y podemos escoger la editorial que más nos convenga. Ser independiente significa que nosotros no vamos en busca de editoriales; son ellas las que llaman a nuestra puerta. Esa es la realidad, y no porque no tengamos agente literario; que hay algunos de nosotros que sí los tienen y también yo tuve una de las mejores de España. Los que publicamos por nuestra cuenta decidimos qué libros deseamos publicar por nuestros medios y cuáles dejarlo en manos de una editorial, pero estamos claros en algo: Tenemos que involucrarnos en la promoción de nuestras obras, porque las editoriales no se hacen cargo de ellas aparte del lanzamiento y tal vez un par de meses más.

Algunos se habrán fijado que entre las editoriales mencionadas arriba puse “Amazon Publishing”. No la confundan con Kindle Direct Publishing o KDP.

Amazon Publishing es una editorial formada por un grupo de editoriales adquiridas por Amazon hace algunos años, y funciona como una editorial regular; es decir: seleccionan los manuscritos, pagan un anticipo, los trabajos son sometidos a una rigurosa corrección ortotipógrafica y de estilo y también se especializan en la parte histórica y documentada de la obra para que todo concuerde. Los diseños de sus portadas son encargados a empresas especializadas y lo más importante: la promoción que hacen de los libros publicados por ellos es la más eficiente del mercado. Algo que ninguna editorial puede darse el lujo de emular.

¿Por qué la promoción de Amazon Publishing es tan efectiva? Porque tienen una base de datos de millones de lectores y la penetración inigualable de su portal, algo que ninguna otra editorial posee.

¿Qué se necesita para publicar en Amazon Publishing? Tener una buena novela y comunicarse con ellos. Toman muy en cuenta los títulos autopublicados en Amazon, especialmente si han ocupado buenos lugares en sus listas. Aunque ellos empezaron en Estados Unidos ahora existe Amazon Publishing es España; si escriben a “contacto” en esa página sus cartas serán remitidas a España.

Espero que haya aclarado el panorama a los escritores y lectores que se muestran escépticos ante un autor independiente.


ENLACES RELACIONADOS:


Las nuevas maneras de las mejores novelas de espías

La lista: el arte está en lo simple

De enfrentarse a los miedos