José Zoilo  ha creado un personaje cautivador que te fascina desde el primer momento: Attax, el alano, una especie de héroe-antihéroe de origen iranio

“La historia de este bárbaro pagano no desmerecería en interés a las interminables líneas sobre martirios y milagros con las que tantos niños aprendimos a adentrarnos en los misterios de las letras”

 


José Zoilo Hernández: ‘El alano, las cenizas de Hispania’


El alano es la primera novela histórica de lo que promete ser una trilogía vibrante. Está ambientada en una era caótica donde la vida humana carece de valor. Ahí es donde el autor va a desarrollar el mito de su héroe bárbaro, en una Hispania históricamente más decisiva que la Britania de Arturo.

José Zoilo  ha creado un personaje cautivador que te fascina desde el primer momento: Attax, una especie de héroe-antihéroe de origen iranio. Ha ejecutado un trabajo de documentación previa sorprendente y ha recreado las lagunas históricas con grandes dosis de imaginación.  

Ha rodeado a Attax de una cuadrilla heterogénea, con distintos orígenes y extractos sociales de la época, con personalidades dispares que encajan como un reloj suizo y que te alegran la lectura. Con un estilo y un ritmo narrativo que te enredan,  devoras las páginas de ‘El alano’ mientras recorres una geografía peninsular convulsa y fronteriza:

“El tiránico exactor roba y el soldado saquea las riquezas y los mantenimientos guardados en las ciudades; reina un hambre tan espantosa, que obligado por ella, el género humano devora carne humana, y hasta las madres matan a sus hijos y cuecen sus cuerpos, para alimentarse con ellos. Las fieras, aficionadas a los cadáveres de los muertos por la espada, por el hambre y por la peste, destrozan hasta a los hombres más fuertes, y cebándose en sus miembros, se encarnizan cada vez más para destrucción del género humano. De esta suerte, exacerbadas en todo el orbe las cuatro plagas: el hierro, el hambre, la peste y las fieras…”  Este texto forma parte de las crónicas de Hydacio, obispo de Aquae Flaviae, y referente histórico de la Hispania de esa época, que interpreta ese momento como el Apocalipsis, el fin del mundo.

Las cenizas de Hispania (nombre que lleva la trilogía de la que forma parte ‘El alano’),  es una de esas obras que estaba, desgraciadamente, condenada al olvido  en un rincón oscuro del código binario de un ordenador. Debemos agradecer a las personas que rodean a José Zoilo, que  le han empujado a salir de su extraordinaria timidez y humildad, y que le han animado a autopublicarse:

José Zoilo, reseña de la novela El alano

“Observo con alivio que a lo largo de los interminables meses de convalecencia que hemos compartido, el rostro de Attax ha ido recuperando en gran medida su saludable color, y que sus ojos brillan de nuevo con esa chispa especial que siempre iluminó su mirada. Reconozco que verlo tanto tiempo pálido y febril me hizo abrigar los más oscuros temores;  a él, un guerrero curtido que en mis años de infancia, y aún de juventud, tuve por inmortal, tras tantos avatares compartidos, tuve que verlo postrado por culpa de unas despiadadas fiebres que amenazaban con consumirlo. Quizás vino así a reclamar su cuerpo un merecido descanso, tras tantos años de sueño insuficiente, comida en ocasiones escasa y heridas que nunca tenían tiempo de sanar del todo antes de afrontar una nueva batalla.

En los peores momentos, en los que la fiebre hacía arder su frente y lo mantenía sumido en una preocupante semiinconsciencia, apenas abandoné su lado, para desesperación de las mujeres, que más bien me consideraban un estorbo. Cuando empezó a pasar ratos cada vez más largos despierto y lúcido, y ya admitía, e incluso reclamaba, el caldo claro que le preparaban para comer, comenzamos a dedicar largos ratos de nostalgia a rememorar los hechos que vivimos juntos, y aún los de su pasado lejano, antes de que los suevos, mil veces malditos, le hicieran probar el amargo trago de la esclavitud. Al tiempo cruzó por mi mente la idea de que, si tantas horas dedicamos a transcribir las vidas de los santos, la historia de este bárbaro pagano no desmerecería en interés a las interminables líneas sobre martirios y milagros con las que tantos niños aprendimos a adentrarnos en los misterios de las letras”.

Banner y link de venta de El alano, las cenizas de Hispania


ENLACES RELACIONADOS: