Microrrelatos: «Ahí vienen…»

Ahí vienen otra vez. Pero… Esos pasos no los conozco: se sienten más firmes, más secos, más seguros. ¿Y ese ruido? Parece un taladro… ¡Qué cabrones!, qué hacen con un taladro en el bombín de mi puerta… ¡Joder, qué descaro…!