Enrique Laso, uno de los escritores “indies” más vendidos de este año y autor de la saga que tiene más de un millón de descargas (Los crímenes azules),  nos dedica su microrrelato Desolación.

“Parecía que algún ser superior había atendido nuestras súplicas”.

Por Enrique Laso

(autor de la saga de Ethan Bush, Los crímenes azules)

 

Era como si nuestros sueños se estuvieran haciendo realidad. Nos alegramos al principio cuando misteriosamente se esfumaron los inmigrantes. Luego fueron desapareciendo, sucesivamente, nuestros adversarios políticos, los vecinos más molestos… Parecía que algún ser superior había atendido nuestras súplicas. La población de la ciudad se redujo drásticamente. Nos entristeció perder a Enrique, sólo porque aquella noche nos molestó el teclear constante de su vieja máquina de escribir. Ahora estoy aterrado. Ya no queda nadie más. Ayer perdí la mano derecha sólo porque, y de verdad que lo hice sin querer, la maldije por verter un poco de leche. Me he quedado solo, con una suerte de cuerpo en mudanza. Ya sólo puedo recordar a aquellos que una vez odié, y que ahora tanto echo de menos…


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:


El ‘runner’ que ha vendido más de un millón de ejemplares

Enrique Laso, el niño prodigio que se hizo escritor

Web de Enrique Laso: Mis libros