Tras un largo descanso… Disculpen las molestias… Vuelve Una vida en diez líneas de Word. Las diez de hoy están dedicadas a un ilustre perfeccionista apasionado por España. Ahí os dejo el nuevo reto y la solución del anterior:

Un tipo complejo y misterioso donde los haya

Un hombre complejo y misterioso

Es sinónimo de repetirse más que el ajo. Una, otra y otra vez. Y así, hasta el infinito y más allá. Tampoco es que el protagonista de hoy sea conocido por mucho más, la verdad sea dicha, pero esa repetición, guste o no, le convirtió en inmortal. Un tipo complejo y misterioso donde los haya. Su gusto por lo perfecto lo trasladó a su forma de ser, de actuar, de pensar. Tenía claro que triunfaría en una faceta que le atraía, pero no encontró su lugar hasta descartar la primera que se le puso por delante. Eso le permitió centrarse en la que parecía irle mejor a su forma de ver las cosas. Dio los pasos necesarios y, conforme a su manera de verlas cosas, tan perfecta, alumbró lo que le permitió escribir su nombre en las páginas del libro de la inmortalidad. ¡Ah! Un último apunte: le encantaba nuestro país. Sin duda, una fuente de inspiración curiosa, pues si hay algo menos perfecto y más anárquico es esta piel de toro llamada España.


SOLUCIÓN ENTRADA ANTERIOR:  Robert Falcon Scott


No conocía la palabra imposible

Robert Falcon Scott en Cabo Evans (Oct. 1911)

Oficial y explorador de la Marina Real Británica, dirigió dos expediciones a la Antártida: la Expedición Discovery (1901-1904) y la Expedición Terra Nova (1910-1913). En la segunda alcanzo el Polo Sur con un grupo de cinco hombres, aunque solo para descubrir que la expedición noruega de Roald Amundsen se les había adelantado.

Lee su vida en Word

 


EN VIDAS ANTERIORES…: