El edificio de la biblioteca de Bagdad, destruido en su esplendor

Tras sobrevivir a una explosión en la calles de Bagdad, el grupo de Michael llega a las puertas de la Biblioteca que antes de su incendio y saqueo, contenía una de las más importantes colecciones de libros y reliquias de la antigua Mesopotamia. Ahora, horrorosamente destruido en su esplendor…

Así terminaba la semana pasada Olor a carne quemada,  décimo cuarta entrega de El coleccionista:

«Sintió una puntada en la cabeza pero logró incorporarse mientras el dolor se cruzaba a su lado en cámara lenta. Las ambulancias tardaron en llegar y los heridos se arrastraban ensangrentados por las calles. De repente sintió una mano pesada en su hombro. John y el resto de sus compañeros estaban de pie con el horror plasmado en el rostro»


En esta entrega…


«Sus inmensas puertas de madera estaban completamente quemadas y había marcas de que el fuego había llegado hasta las paredes laterales, debilitándolas. Las ventanas de estilo árabe parecían simples agujeros en las paredes. El fuego había salido por allí y había quemado el exterior de la fachada. Los 10.240 m2 del lugar estaban teñidos por el hollín»

EL COLECCIONISTA

Por Cecilia Barale

DÉCIMO QUINTA ENTREGA. DESTRUIDO EN SU ESPLENDOR.

—Debemos seguir —dijo John visiblemente consternado.

—Sí, seguir —asintió Michael con la voz quebrada.

Apenas comenzaron a caminar nuevamente, una mujer pasó a su lado con un niño malherido en brazos. La mujer caminaba con rapidez y cuando los vio se detuvo por un momento. Los miró y articuló unas frases en árabe. Michael fue el único que entendió. La mujer no gritaba, pero por su mirada era evidente lo que pasaba por su cabeza.

—¿Qué dijo? —preguntó Mayra.

—Que antes los asesinaba Saddam y ahora los asesinan los nuestros… Nada que no sepamos —respondió Michael bajando la vista.

—Sigamos, hay que llegar y comenzar a trabajar —intervino Tim, evidentemente molesto.

Volvieron a retomar la caminata mientras la ciudad seguía detenida en la explosión.

—Nos echan la culpa de todo, pero las cosas son más complejas… —Tim intentaba terminar la conversación anterior—, esto no fue obra nuestra… —dijo y señaló con la cabeza hacia adelante.

Allí, a pocos metros, se alzaba la mítica Biblioteca Nacional de Irak. Inaugurada en 1977 y considerada una joya arquitectónica, su aspecto en ese momento era desolador. Sus inmensas puertas de madera estaban completamente quemadas y había marcas de que el fuego había llegado hasta las paredes laterales, debilitándolas. Las ventanas de estilo árabe parecían simples agujeros en las paredes. El fuego había salido por allí y había quemado el exterior de la fachada. Los 10.240 m2 del lugar estaban teñidos por el hollín.

El edificio que contenía una de las más importantes colecciones de libros y reliquias de la antigua Mesopotamia yacía a unos pocos pasos, horrorosamente destruido en su esplendor.

Michael volvió a sentir un frío que le recorría el cuerpo. John, Allen y Mayra no podían creer lo que veían.

Tim observó a los soldados que custodiaban el lugar. Se alejó unos pasos del grupo y buscó con la mirada al más joven de ellos. El marine lo observó fijamente durante un minuto. Luego, le hizo un gesto casi imperceptible con la cabeza y asintió sin esperar respuesta. En ese instante desvió la mirada hacia un camarada y siguió hablando con él, ignorando deliberadamente a los visitantes. Tim bajó la vista y sonrió. De inmediato se dio vuelta y se unió al grupo que estaba en silencio observando, perplejo, el edificio incendiado de la Biblioteca.

—Entregas anteriores—

«1, «2, «3, «4, «5, «6, «7, «8, «9, «10, «11, «12, «13, «14…

Suscríbete a Libretería y no te pierdas ninguna entrega

TRAFICANTES DE ARTE

Nadie confía en nadie. Todos son sospechosos. Pero… ¿quién mueve realmente  los hilos?

El coleccionista

UNA NOVELA DE CECILIA BARALE

El coleccionista, de Cecilia Barale

El coleccionista

Una novela de Cecilia Barale

Un coleccionista, una periodista y un restaurador persiguen el mismo tesoro, aunque por motivos diferentes: el mapa que lleva a la tumba de Alejandro Magno. Nadie confía en nadie. Todos son sospechosos. Pero, ¿quién mueve realmente los hilos?

3,95 3,39Añadir al carrito

EL FOLLETIN

NOVELAS POR ENTREGAS

HISTORIAS QUE HAY QUE LEER


El esclavo de los nueve espejos

Por Raimundo Castro

Preso de una maldición echada por una aojadora, permanece esclavo de los 9 espejos. El señorito de Torrealba busca la muerte y  contrata para ello a un sicario.

Un sicario desesperado, segunda entrega de El esclavo de los nueve espejos

COMIENZA A LEER

La Escribidora

Por Gudea de Lagash

46 relatos basados en hechos reales. Gudea te hará bailar al son de sus emociones o de sus locuras de madrugada, con una humanidad que salta todas las alarmas.

COMIENZA A LEER

 

 

A tres pasos de Luna

Por Beatriz Cáceres

En esta vida todo tiene un precio y, el precio de mi libertad, me convierte en una mujer tozuda, valiente, arbitraria, espontánea, e intrépida. 

COMIENZA A LEER