¡Ay,lelle-lelle!, 22 relato dormido de La escribidora

CLUB DE LOS DESEOS

Un club selecto para lectores selectos

                                                                                                                                                                                                © Diseño Ilustración Vectorpouch

UN REGALO TE ESTÁ ESPERANDO ... 

APÚNTATE

La niña Lelle es tremenda. Sí, tremenda. Primero te abraza y luego te muerde. Y después te pinta la mesa o el sofá. Pero también son tremendas su dulzura, sus caricias, sus sonrisas… Le gusta más un beso y un abrazo que un caramelo… Otro relato dormido de La escribidora.

En esta entrega…


«Sí, es tremenda su dulzura, cuando quiere. Es tremenda su sonrisa, cuando está de buenas, son tremendas sus caricias y sus picos en mis labios, envueltos en la mejor baba de huevo Kínder, o liados entre los espléndidos velones de su nariz cuando anda resfriada, que es casi todo el tiempo de su corta vida»

LA ESCRIBIDORA (LOS RELATOS DORMIDOS)

Por Gudea de Lagash

VIGÉSIMOSEGUNDA ENTREGA. ¡Ay, Lelle, Lelle!

¡Ay,lelle-lelle!, 22 relato dormido de La escribidora
Ilustración original de JESÚS RUIZ FUENTES, para los relatos dormidos de La Escribidora. “¡Ay, Lelle, Lelle! ”.

Es tremenda esta niña. Sí, la niña de ahora te muerdo y luego te abrazo. Y más tarde, si quieres, te pinto la mesa o el sofá, según me venga la inspiración. Es tremenda esta niña. Sí, la que como agarre un libro, lo desmonta como haciéndote un favor, para que despiertes tu creatividad y lo montes a tu aire. Es tremenda esta niña. Sí, la que te pide: Nina yo quiero cuento de Caperusita y luego el de Alisia en el ¿Maravilla?… Yo le explico a esta niña, que la Caperusita del cuento que narro para ellas, es su hermana Sandra, y ella me mira con esos ojos de porcelana de Limoges, que no tienen nombre, y le digo que Alisia tiene los ojos igualitos, igualitos que los suyos. Es tremenda esta niña. Sí, es tremenda su dulzura, cuando quiere. Es tremenda su sonrisa, cuando está de buenas, son tremendas sus caricias y sus picos en mis labios, envueltos en la mejor baba de huevo Kínder, o liados entre los espléndidos velones de su nariz cuando anda resfriada, que es casi todo el tiempo de su corta vida. Es tremenda cuando empieza con el rito de: — un besito Nina a “éste”.Yéste” no es otro, que uno de los dos niños Dios, del tamaño de mi índice, que un día de adviento compré para ellas. Es tremenda esta Niña sí. Es tremenda, con eso de querer besar todo aquello que tenga ojos y boca y es que si hacemos caso a los genes algo tenía que sacar de Nina, a la que le gusta más un beso y un abrazo que a un niño un caramelo.

Es tremenda esta niña. Sí, es tremendamente egoísta y acaparadora, porque ató mi corazón al suyo con un nudo a lo Jack Sparrow, que ni la bruja Calipso con sus poderes sabría deshacer.

Es tremendo mi amor por ella, y siempre ha de ser así.

Que no me falten nunca esos picos envueltos en babas de Kínder. Que no me quede nunca sin un velón. Que siempre me recuerdes como Nina cuentacuentos. Que al paso de los años y por siempre permanezca en tu memoria tu Nina cuentacuentos.

Y es tremenda esta niña.

Un beso Lelle, Lelle.

Nina

—Entregas anteriores—

«1, «2, «3, «4, «5, «6, «7, «8, «9…
«10, «11, «12, «13, «14, «15, «16,«17,«18, «19, 
«20, «21…

Suscríbete a Libretería y no te pierdas ninguna entrega

¿Eres socio del Club de los Deseos?

Utiliza con esta novela TU CUPÓN REGALO de Bienvenid@
↓↓↓

46 ilustraciones a color y un comic africano

La escribidora, Gudea de Lagash

La escribidora, buena literatura que difícilmente olvidarás

46 relatos cortos llenos de sensualidad, emoción, humor, ternura y vida, basados en hechos reales↓

3,25Añadir al carrito

EL FOLLETÍN

Novelas por entregas 

HISTORIAS QUE NO TE PUEDES PERDER

A tres pasos de Luna

Por Beatriz Cáceres

En esta vida todo tiene un precio y, el precio de mi libertad, me convierte en una mujer tozuda, valiente, arbitraria, espontánea, e intrépida. 

COMIENZA A LEER

El esclavo de los nueve espejos

Por Raimundo Castro

Un sicario desesperado, ,segunda entrega de El esclavo de los nueve espejos

Preso de una maldición echada por una aojadora, permanece esclavo de los 9 espejos. El señorito de Torrealba busca la muerte y  contrata para ello a un sicario.

COMIENZA A LEER

El coleccionista

Por Cecilia Barale

La esposa del jefe, quinta entrega de El coleccionista

¿Cómo acaban los grandes tesoros de la Humanidad en las colecciones privadas?¿Quienes son realmente los traficantes de arte? Todo empieza con una guerra.

COMIENZA A LEER

CLUB DE LOS DESEOS

Un club selecto para lectores selectos

                                                                                                                                                                                                © Diseño Ilustración Vectorpouch

UN REGALO TE ESTÁ ESPERANDO ... 

APÚNTATE