Una trágica tramoya de héroes, bestias y mártires

A sangre y fuego está escrita desde las tripas, de lo hondo, con unas letras esculpidas, como dice su título, a sangre y fuego. Pero además está escrito con una belleza literaria que empareja con los mejores clásicos.