gallery/maurice+ravel4x3retocada

Una vida en diez líneas de Word

 

 

Por Víctor Fernández Correas

Es sinónimo de repetirse más que el ajo. Una, otra y otra vez. Y así, hasta el infinito y más allá. Tampoco es que el protagonista de hoy sea conocido por mucho más, la verdad sea dicha, pero esa repetición, guste o no, le convirtió en inmortal. Un tipo complejo y misterioso donde los haya. Su gusto por lo perfecto lo trasladó a su forma de ser, de actuar, de pensar. Tenía claro que triunfaría en una faceta que le atraía, pero no encontró su lugar hasta descartar la primera que se le puso por delante. Eso le permitió centrarse en la que parecía irle mejor a su forma de ver las cosas. Dio los pasos necesarios y, conforme a su manera de ver las cosas, tan perfecta, alumbró lo que le permitió escribir su nombre en las páginas del libro de la inmortalidad. ¡Ah! Un último apunte: le encantaba nuestro país. Sin duda, una fuente de inspiración curiosa, pues si hay algo menos perfecto y más anárquico es esta piel de toro llamada España.

gallery/víctor f correas2
John Ronald Reuel Tolkien

El personaje de la vida anterior era John Ronald Reuel Tolkien

Libretería, 31 de marzo de 2017

Hasta el infinito y más allá

Ayúdanos a crecer:

Enviar Highlight HTML