Author

Libretería

novedades literarias con buenas sensaciones, el guardián de los cielos, el vendedor de naranjas, la calle donde el eco dijo
Noticias indie

Novedades literarias con buenas sensaciones

Julio, el mes del César, vuelve cargado, cómo no, de calor, y de novedades literarias. A parte del resabido, reñido y resolicitado concurso de Amazon, el mundo indie y de la autopublicación nos trae novedades con buenas sensaciones. De ellas destacamos el siguiente trío y recuperamos una reedición.

Manuel López Poy Blas Picón, autores de Aires de tormenta
Noticias indie

Soplan aires de tormenta

Música y literatura se hermanan y componen este libro tremendamente original. Juntas retratan unos tiempos en los que soplaban aires de tormenta. Por un lado, nueve relatos del género negro ambientados en los revolucionarios días de principios del siglo XX. Por el otro, nueve temas musicales.

Un sobrecogedor silencio sepulcral, entrega de Qué día el de aquella noche
El folletín, Qué día el de aquella noche

Un sobrecogedor silencio sepulcral

Jaime ha embarcado en dirección a la isla donde se paraliza la vida, a pesar de las advertencias de Maruja. El calor de la mañana es insoportable. De repente, a eso de una escasa milla, aparece el farallón descrito por Maruja. Jaime aún no lo sabe, pero su mente pragmática va a enfrentarse a un sobrecogedor silencio sepulcral, y a una magia extraña.

Lágrimas que desgarran, entrega de a tres pasos de Luna
A tres pasos de luna, El folletín

Lágrimas que desgarran

Tras el saqueo de las tropas republicanas, los pescadores deciden acercarse a la isla. No tienen armas, pero deben asegurarse que no queda nadie en Tabarca. Juan es el escogido. La sensación de pena y dolor se adueña de él, por eso se permite llorar sin hacer ruido en su soledad del mar. Llora esa clase de lágrimas que desgarran, al ser las más dolorosas cuando se deslizan por la piel.

La isla donde se paraliza la vida, entrega de Qué día el de aquella noche,
El folletín, Qué día el de aquella noche

La isla donde se paraliza la vida

Hace algo más de año y medio que Jaime captó a hurtadillas unas frases sueltas en una taberna portuaria: «en la isla…», «el fantasma…», «la vida se paraliza…» Desde entonces, cada fin de semana recorre más de doscientos kilómetros hasta El Anzuelo.
Comienza el segundo relato de este hombre libertario preso en un psiquiátrico: la isla.

Cerrar