Author

Libretería

La semana de luna
Ofertas y sorteos

La semana de Luna

La escritora Beatriz Cáceres se suma esta semana al catálogo digital de Librería Deseos. Y lo hace con una novela exquisita, llena de vida y pasión: A tres pasos de Luna.

El crimen perfecto de una anciana, entrega de El esclavo de los nueve espejos, una novela de Raimundo Castro
El esclavo de los nueve espejos, El folletín

El crimen «perfecto» de una anciana

Neblí se ha citado en la cervecería «Correos» con Luis Antzara, el Íncubo, un aristócrata sinvergüenza que presumía de fornicar como un demonio, y que generalmente le encargaba amedrentamientos como dar palizas, rajarle la cara a alguno y cosas parecidas. Menos en una ocasión que le encomendó el crimen «perfecto» de una anciana.

La esposa del jefe, entrega de El coleccionista, una novela de Cecilia Barale
El coleccionista, El folletín

La esposa del jefe

Ha entrado en escena un nuevo personaje, Ana Montecasino, una brillante periodista argentina que ha visto truncada su carrera por una relación amorosa. En la entrega anterior llega cansada, agotada de cubrir eventos sin importancia y se encuentra con una nueva sorpresa: la destinan a Irak.

Un aristócrata sinvergüenza, entrega de El esclavo de los nueve espejos, una novela de Raimundo Castro
El esclavo de los nueve espejos, El folletín

Un aristócrata sinvergüenza

El sicario Alejandro Neblí ha entrado en escena. A la puerta del señorito que le ha contratado para matarle, revive sus pasadas experiencias como matón de poca monta. En esta tercera entrega relata algunas de sus fechorías y sus contratos con otro personaje lamentable: Luis Antzara…

Una periodista cansada, entrega de El coleccionista, novela de Cecilia Barale
El coleccionista, El folletín

Una periodista… cansada

Un incendio en la Biblioteca de Bagdad que provoca la rapiña de los mayores tesoros de la Humanidad… Dos hermanos, los Mosconi, que desde hace 25 años no se hablan, vuelven a encontrarse… Y, en esta quinta entrega de El coleccionista, entra en escena un nuevo personaje: una periodista argentina… un tanto especial.

Un sicario desesperado, entrega de El esclavo de los nueve espejos, novela de Raimundo Castro
El esclavo de los nueve espejos, El folletín

Un sicario desesperado

Alejandro Neblí, un alentador más del cristal, un sicario desesperado, ha decidido aceptar el encargo de matar al señorito de Torrealba, Rogelio Suárez. Tras atravesar la cerca de piedras de la finca, Neblí se planta en el patio del caserío mientras observa y medita dentro del coche a qué se enfrenta…

oTRO MILAGRO, ENTREGA DE EL COLECCIONISTA, NOVELA DE CECILIA BARALE
El coleccionista, El folletín

Otro milagro

25 años sin hablarse y el incendio de la Biblioteca de Bagdad ha provocado el regreso inesperado a casa de Ernesto Mosconi. El sacerdote se enfrenta a su hermano Raúl en una acalorada discusión donde aparecen los viejos fantasmas y rencillas.

Destacado
El esclavo de los nueve espejos, El folletín

El valle de la Muerte

Rogelio Suárez, el señorito de Torrealba, preso y desesperado por una maldición, e incapaz de acabar sus días por si mismo, decide contratar un sicario que termine con su vida. Pero antes de nada el matón privado tendrá que enfrentarse uno a uno a los nueve espejos.

Raimundo Castro, un imprescindible que te hará soñar
Noticias indie

Raimundo Castro, un imprescindible que nos hará soñar

Llega a Libretería Raimundo Castro, autor de Los imprescindibles, la exitosa novela de los últimos maquis. Lo hace con una obra inédita con el sugerente título de El esclavo de los nueve espejos. Solo se podrá leer en nuestra sección de El folletín, novelas y libros por entregas, a partir de esta semana.

Viejas rencillas familiares, entrega de El coleccionista, novela de Cecilia Barel
El coleccionista, El folletín

Viejas rencillas familiares

Raúl aún permanecía inmóvil en su sillón. El teléfono seguía en silencio y él pensaba que era evidente que había malas noticias. Abel, el mayordomo, interrumpió su reposo. Tenía una copa de vino en la mano. Se la acercó y Raúl bebió un sorbo antes de dejarla en el suelo a su lado.

Close