Tu librería digital de confianza.


Librería Deseos


Selección independiente de las novelas que más nos han gustado. Sin compromisos editoriales.

Conoce nuestras ofertas, los más vendidos, novedades, el libro recomendado del mes o el autor más leído de este verano...

Novelas por entregas

El coleccionista

Una periodista... cansada
La tumba de Alejandro Magno
Una impagable colección de libros
La esposa del jefe
Ajedrez a tres bandas
Otro milagro
Soñaba con divorciarse
Olor a carne quemada
Matrimonio de conveniencia
Otra vez había dicho que sí
No queda tiempo para pensar
Chistes de niños soldados
Volando hacia una guerra
Un último homenaje
Destruido en su esplendor
El soldado Duncan
El mapa existe
El temor tatuado en los ojos
Hotel Palestine
Tres amigos: un ateo, un protestante y un musulmán
No la vas a dejar nunca
El primer beso. Inolvidable
Un juego perverso para alejarla
Una amenaza real
La más terrible y profunda de las soledades
Tiros y palabras, el mundo de Piter
El mundo de Piter, Opinión

Tiros y palabras

Un arma que no guarda armero, que nadie vigila, siempre al alcance de niños e inocentes sin licencia para disparar. De lenguas ligeras que a veces funcionan como un gatillo bien engrasado, lenguas que destrozan vidas.

Ladrón de bibiletas, microrrelato, el mundo de Piter
El mundo de Piter, microrrelatos

Ladrón de bicicletas

Casi de noche, todavía a oscuras, pues apenas habían despuntado las primeras luces del día, el ladrón se mueve en la penumbra, a tientas, y sigilosamente y a hurtadillas le roba a la niña su bicicleta. Un tierno infante que aún desconoce todo sobre el amargo sabor de la traición.

El escritor argentino Kike Ferrari, autor de Que de lejos parecen moscas,
Comentarios literarios

La barbarie de una u otra forma se paga

Iba a visitar a 10 millones de dólares, que diría Raymond Chandler. Un tipo despreciable y pagado de sí mismo, carente de la más mínima empatía, un aprendiz de psicópata que desconoce todo el mal infringido a infinidad de personas que de lejos le parecen moscas.

Fernando Gamboa, autor de Redención, novela de aventuras, comentario literario
Comentarios literarios

Redención, el futuro ya está aquí

Es un futuro tan cercano que podrías tocarlo con la punta de los dedos. Es un futuro tan posible, tan real, que electrifica el vello… Está tan bien escrito… Y es que con Fernando Gamboa raramente te equivocas. Si te gusta el género de aventuras, aciertas siempre. Pero es que además, “Redención” es una aventura bastante especial.

Haruki Murakami, autor de Tokyo Blues, comentario literario
Comentarios literarios

Tokio Blues, el experimento Murakami

Haruki Murakami, al que no le interesan las novelas realistas porque le aburren. Y sin embargo cada una de las letras transcurren por un sueño, un lejano y vago recuerdo, que poco a poco se convierte en una experiencia remota pero tan vívida, tan intensa, tan real…

Un sobrecogedor silencio sepulcral, entrega de Qué día el de aquella noche
El folletín, Qué día el de aquella noche

Un sobrecogedor silencio sepulcral

Jaime ha embarcado en dirección a la isla donde se paraliza la vida, a pesar de las advertencias de Maruja. El calor de la mañana es insoportable. De repente, a eso de una escasa milla, aparece el farallón descrito por Maruja. Jaime aún no lo sabe, pero su mente pragmática va a enfrentarse a un sobrecogedor silencio sepulcral, y a una magia extraña.

Lágrimas que desgarran, entrega de a tres pasos de Luna
A tres pasos de luna, El folletín

Lágrimas que desgarran

Tras el saqueo de las tropas republicanas, los pescadores deciden acercarse a la isla. No tienen armas, pero deben asegurarse que no queda nadie en Tabarca. Juan es el escogido. La sensación de pena y dolor se adueña de él, por eso se permite llorar sin hacer ruido en su soledad del mar. Llora esa clase de lágrimas que desgarran, al ser las más dolorosas cuando se deslizan por la piel.

Stefan Zweig, comentario literario de La impaciencia del corazón
Comentarios literarios

La impaciencia del corazón

Stefan Zweig define perfectamente las reglas del juego nada más comenzar: “Hay dos clases de piedad: Una débil y sentimental que sólo es impaciencia del corazón para librarse lo antes posible de la penosa emoción ante una desgracia ajena… Y la otra, la única que cuenta…»

La isla donde se paraliza la vida, entrega de Qué día el de aquella noche,
El folletín, Qué día el de aquella noche

La isla donde se paraliza la vida

Hace algo más de año y medio que Jaime captó a hurtadillas unas frases sueltas en una taberna portuaria: «en la isla…», «el fantasma…», «la vida se paraliza…» Desde entonces, cada fin de semana recorre más de doscientos kilómetros hasta El Anzuelo.
Comienza el segundo relato de este hombre libertario preso en un psiquiátrico: la isla.

Cerrar