Tu librería digital de confianza.


Librería Deseos


Selección independiente de las novelas que más nos han gustado. Sin compromisos editoriales.

Conoce nuestras ofertas, los más vendidos, novedades, el libro recomendado del mes o el autor más leído de este verano...

Novelas por entregas

El coleccionista

Una periodista... cansada
La tumba de Alejandro Magno
Una impagable colección de libros
La esposa del jefe
Ajedrez a tres bandas
Otro milagro
Soñaba con divorciarse
Olor a carne quemada
Matrimonio de conveniencia
Otra vez había dicho que sí
No queda tiempo para pensar
Chistes de niños soldados
Volando hacia una guerra
Un último homenaje
Destruido en su esplendor
El soldado Duncan
El mapa existe
El temor tatuado en los ojos
Hotel Palestine
Tres amigos: un ateo, un protestante y un musulmán
No la vas a dejar nunca
El primer beso. Inolvidable
Un juego perverso para alejarla
Una amenaza real
La más terrible y profunda de las soledades
El sonido de la muerte, A tres pasos de Luna, novela por entregas
A tres pasos de luna, El folletín

El sonido de la muerte

Rosa está convencida que aquel día pudo oír el sonido de la muerte. Y así se lo repite a Luna cada vez que recuerda aquellos momentos. «La pude oír respirar —le dice—. ¡Te lo juro! Se paseó tranquilamente por toda la casa y, después de hacerlo, se tumbó junto a nosotras y nos observó un largo rato».

El sufrimiento de los vampiros, entrega de El esclavo de los nueve espejos
El esclavo de los nueve espejos, El folletín

El sufrimiento de los vampiros

El sacerdote retrasa la ansiada confesión y absolución del vampiro, con la esperanza de que los primeros rayos del alba acaben con la vida de Balmes. Mientras, le seduce con palabras para que le cuente cosas del vampirismo. Y Balmes, comprensivo, inocente, satisface su curiosidad, y le relata el sufrimiento de los vampiros.

Tres amigos, entrega de la novela El coleccionista, de Cecilia Barale
El coleccionista, El folletín

Tres amigos: un ateo, un protestante y un musulmán

Raúl Mosconi acaba de recibir una llamada de teléfono inquietante. Después de un ruido seco, su interlocutor ha cortado. Tras la muerte de su amigo íntimo Ibrahim, director de la Bibilioteca de Bagdad, todo se ha vuelto confuso. Mosconi repasa mentalmente la historia de su amistad con Ibrahim y con Michael. Tres amigos: un ateo, un protestante y un musulmán.

Cada día es un sueño y una nueva realidad
El folletín, Qué día el de aquella noche

Cada día es un sueño y una nueva realidad

La obra de títeres ayuda a Jesús a encontrarse con su pasado, olvidado desde el trágico accidente que le dejó huérfano. Ahora recuerda a su padre en la herrería y sus sabios consejos. Por fin conoce el auténtico espíritu de la tía Dolores. «Cada día es un sueño y una nueva realidad», le dice.
En esta entrega, el director del Psiquiátrico concluye el primer relato de Juan de Dios y anota su primera observación sobre su paciente excepcional.

Salvar la vida fingiendo un desmayo, entrega de la novela A tres pasos de Luna, De Beatriz Cáceres
A tres pasos de luna, El folletín

Salvar la vida, fingiendo un desmayo

tabarca no ha podido defenderse de la salvaje incursión de las tropas republicanas, a pesar de que es una isla fortificada contra la piratería. No solo han violado y saqueado, sino que también han asesinado. Luna aún permanece inconsciente y Rosa ha conseguido salvar la vida fingiendo un desmayo.

Serás hija mía y del silencio, entrega de En el fin de la Tierra, de Rocío Castrillo
El folletín, En el fin de la tierra

Serás hija mía y del silencio

Ana Alvedro ha reunido el valor necesario para hablar con Bernardo y revelarle que tiene una hija suya. Bernardo desea romper lazos totalmente con Ana, pero también con la infiel de Helen. Ana confiesa a su bebé que “hasta que tu padre no te reconozca de modo oficial, serás hija mía y del silencio”. Pero algo ha cambiado en ella, ya no le tiene miedo al mundo…

El dios de las tinieblas, Alberto Giménez Prieto
El folletín

El dios de las tinieblas

Donde aparece el dios de las tinieblas para dar la réplica sobre el fútbol a Alá, Cristo y Yahvé, y proponer al cónclave de dioses modernizar «nuestros métodos». «¡Señores dioses, —les dice—, aprendan de sus seguidores y progresen con los tiempos!»

jUEGO DE FANTASMAS, MICRORRELATO, EL MUNDO DE PITER
El mundo de Piter, microrrelatos

Juego de fantasmas

Invaden el salón con risas y trajes de fantasmas. Saltan sobre el sofá hasta que los tres se desploman rendidos y enfundados en sus improvisados abrigos. Entonces el juego cambia. Ahora las linternas invaden la oscuridad de la sala y crean un firmamento sobre sus cabezas.

Rosa Grau, atora de Pon un fantasma en tu vida, comentario literario
Comentarios literarios

Pon un fantasma en tu vida y prepárate para reír

Los libros de Rosa Grau son uno de los mejores tratamientos que conozco contra la depresión, el estrés o una mala racha. Un embrujo literario para erradicar cualquier mal de espíritu. Y este no lo iba a ser menos. Así que “Pon un fantasma en tu vida” y prepárate para reír… a lo grande.

La mirada de una bruja, disidente de la realidad, novela de Antonia J. Corrales, comentario
Comentarios literarios

Disidentes de la realidad

Diferentes en su físico y en sus percepciones, entrañables y tocados por una infinita humanidad, disidentes de la realidad. Paladea cada una de esas letras y recréate en su significado. Luego, avénturate en el mundo de Diana y goza, déjate llevar.

Una bud y un Jack Daniels, relato, el mundo de Piter
El mundo de Piter, microrrelatos

Una Bud y un Jack Daniel’s

Mírala, Desi. Ahí está. Madruga más que nosotros. Con esa carita de ángel y ese cuerpecito que se lo llevan los demonios. Haga frío, llueva o un sol de justicia. ¡Vaya tópico que me he soltao! Es que soy un tío muy de tópicos. Dale, Desi, que después de acoplar la mercancía nos espera una Bud y un Jack Daniel’s.

Presagios cumplidos, entrega de la novela en el fin de la tierra, de Rocío Castrillo
El folletín, En el fin de la tierra

Presagios cumplidos

La suerte le ha dado la espalda al picaflor de Bernardo. El bombeo de imágenes de su pasado más reciente le abrasa las entrañas. Helen le engaña con su amigo Alfredo y lo ha visto con sus propios ojos. El mismo Alfredo que le vaticinó que lo suyo con la sueca fracasaría. Presagios cumplidos. Y todavía le queda la llamada de Ana Alvedro, la madre de su hija no reconocida…

Cerrar