Gudea de Lagash - Libretería

Tag

Gudea de Lagash

El flequillo, 27 relato dormido de La escribidora
El folletín

El flequillo

Un nuevo relato dormido de La escribidora, donde los dedos se pierden en ese flequillo, en ese mechón rebelde empeñado en resbalar sobre la frente, como el de Ojos de gato… «Y se fue con una fina raya de Eye…

El gajo de a luna, relato dormido 26 de la escribidora
El folletín

El gajo de la luna

«Esta es una historia real como la vida misma. Me la contaron, un día de esos en que ando por esas carreteras de Dios y es cierto que la conversación duró unas cinco horas, con sus correspondientes pérdidas de cobertura…

Y Lola lloraba, 25º relato dormido de La Escribidora
El folletín

Y Lola lloraba, lloraba Lola

Una mañana se marchó de la casa, que una vez fue su hogar, dejando a los hijos al otro lado de una puerta que no pudo cerrar, y lo hizo sin decir adiós a ese hueco de escalera que marcó…

Un clavo torcido en el camión de madera, 24 relato dormido
El folletín

Un clavo torcido…

Allí entre los mil trastos inanimados y polvorientos dejó el camión, que un año fue azul y al otro rojo, pero que siempre conservó ese clavo hendido en la madera por manos inexpertas de niño. Un nuevo relato dormido de…

Tan solo se lleva el iPad, 23 relato dormido
El folletín

Tan solo se lleva el iPad…

… Y ella dejó de contar los días de su partida, porque hace casi tres meses que se fue ligero de equipaje. Tan solo se llevó el iPad, el portátil, una bolsa de viaje, y unas fotos en el móvil….

¡Ay,lelle-lelle!, 22 relato dormido de La escribidora
El folletín

¡Ay, Lelle, Lelle!

La niña Lelle es tremenda. Sí, tremenda. Primero te abraza y luego te muerde. Y después te pinta la mesa o el sofá. Pero también son tremendas su dulzura, sus caricias, sus sonrisas… Le gusta más un beso y un…

La niña Gelinda, 21 entrega de los relatos dormidos de La Escribidora
El folletín

La niña Gelinda

Qué besos tan ricos pringados de tomate, mocos, o chocolate. Ay, niña Gelinda, que te abraza cuando quiere y atiende tu llamada si le parece conveniente… Gudea convierte otra vez la realidad más cotidiana en pasajes de humanidad profunda. En…

Papanuel vino de Shanghai, 20 relato dormido de la escribidora
El folletín

Papanuel vino de Shanghai

Un relato entrañable de la escribidora. De esos que le gusta rescatar del baúl de los dormidos. La noche más Buena de todos los días del año… Dos jovencintas adorables que esperan a Papanuel… Un descolocado hombrecillo con los renos…

Si quisieras escucharme, 19 relato de La Escribidora
El folletín

Si quisieras escucharme: aquí estoy

Amor y odio, los ingredientes básicos de la tragedia, muy bien manejados por Gudea de Lagash en esta historia que emociona, conmociona y sorprende. Una vez más los relatos dormidos están basados en hecho reales. En esta entrega… «ni la…

Una vida dura, muy dura, 18 relato dormido de La Escribidora
El folletín

Una vida dura; muy dura

Estremecedor relato de Gudea de Lagash en La Escribidora y sus relatos dormidos. Dieciocho entregas y no para de sorprendernos. Éste esta basado en hechos reales y comienza con la desesperación de una madre que no puede dar de comer…

Chicho, te parí con calcetines, 17º relato de la escribidora
El folletín

Chicho, te parí con calcetines

Nueva incursión de Gudea de Lagash en su entorno familiar para darte su visión particular de la maternidad. En esta ocasión le toca el turno a su hijo Chicho del que dice: «Te parí con calcetines, una madrugada de junio,…

Andrea Doria, 16 relato de La Escribidora
El folletín

Andrea Doria

«No sé porqué siempre la he llamado así, como ese bello transatlántico, que hoy reposa en aguas profundas, sobre un banco de arena, dirección Nueva York». Cuenta Gudea de Lagash en este nuevo relato dedicado en esta ocasión a una…

Pantaleón, un relato de la escribidora para La Sombra del Egombe Egombe
El folletín

Pantaleón

Pantaleón y la niña blanca Gelinda, dos personajes entrañables y una tierna, mágica y misteriosa despedida. Bueno, personajes, no; son de carne y hueso, tan reales como la vida misma. El relato es una joyita de esas que mejor leer…

Hiciste-bien,-Yemayá!, relato de La Escribidora
El folletín

Hiciste bien, ¡Yemayá!

El miedo acorrala a una niña de ojos verdes y piel canela, mientras le pide a la diosa Yemayá que la defienda del terror que le acosa. Al igual que la semana pasada con la negra linda, Gudea de Lagash…

Ponte hermosa, negra linda, un relato de la escribidora
El folletín

Ponte hermosa, negra linda

Un bello, triste y trágico cuento el que ha entretejido con puntadas de palabras esta semana la escribidora. Una historia de pasión que forja una leyenda de quien no aguanta traiciones porque su corazón lo entrega todo y todo solicita…

Don Pánfilo Zenea, relato de la Escribidora
El folletín

Don Pánfilo Zenea

Cautivador, entrañable… Probablemente el relato de la escribidora con el que me conquistó. Recuerdo que terminé de leerlo y volví a hacerlo, para saborearlo despacito y aspirar los matices que se me habían escapado. Pánfilo Zenea, con esos andares de…

Close