Raimundo Castro - Libretería

Tag

Raimundo Castro

El sufrimiento de los vampiros, ilustración de la entrega 27 de El esclavo de los nueve espejos
El folletín

El sufrimiento de los vampiros

El sacerdote retrasa la ansiada confesión y absolución del vampiro, con la esperanza de que los primeros rayos del alba acaben con la vida de Balmes. Mientras, le seduce con palabras para que le cuente cosas del vampirismo. Y Balmes,…

Dónde está el corazón de los hombres, entrega 26 de la novela El esclavo de los nueve espejos
El folletín

Dónde tienen los hombres el corazón

En otro descuido del vampiro, el párroco le clava por la espalda la vara de San José hasta donde alcanza el impulso de su puño criminal. El vampiro se vuelve iracundo y dolorido: «Ha fallado, padre. Ya no sabe dónde…

Perdón divino para un vampiro, entrega 25 de la novela El esclavo de los nueve espejos
El folletín

Perdón divino para un vampiro

Tras la paliza que el párroco le ha propinado al vampiro con un crucifico sin que éste se abrasara, el chupóptero se explica: «Mi apostasía, mi descreimiento, padre, eran la causa de mi mal, pero mi arrepentimiento me ha salvado….

Vade retro, engendro de demonio, entrega 24 de la novela El esclavo de los nueve espejos
El folletín

¡Vade retro, engendro del demonio!

En un descuido el párroco atiza con un crucifico al vampiro, pero el chupóptero se acerca la cruz a los labios y besa al Cristo, se pone de rodillas ante el cura y agacha la testuz. «¡Vade retro, engendro del…

Un triste vampiro portugués, entrega 23 de El esclavo de los nueve espejos
El folletín

Un triste vampiro portugués

El vampiro desvela al cura su nombre: Amado Balmes, como el general de Franco del que la leyenda cuenta que se dio un tiro en la barriga, pero no fue así. Todo empezó con un triste vampiro portugués que desesperado…

El rasguño de un vampiro, entrega 22 de El esclavo de los nueve espejos
El folletín

El rasguño de un vampiro

Comienza la confesión del vampiro al clérigo que repasa las paredes en busca del instrumento con qué atizarle el mamporro. El chupóptero le muestra los colmillos, largos y afilados como agujas, y roza las yemas de los dedos del párroco…

Padre, soy un vampiro y quiero confesarme
El folletín

Padre, soy un vampiro y quiero confesarme

El cura Hernández se queda dormido en la sacristía, cuando un hombre maduro de ojos fríos le chista al oído. Apergaminado, sin afeitar, deshauciado, con una vestimenta novecentista… «Padre, soy un vampiro y quiero confesarme», le suelta. «No son horas»,…

Un buen arma, el esclavo de los nueve espejos 19
El folletín

Es un buen arma

Alejando Neblí acaba de salir del segundo espejo. Ha vivido una sensación extraordinaria y diferente. Ha experimentado en sus carnes la vivencia del peón. Una luminosidad extraña estremece sus pupilas y al abrirlas se enfrenta al cañón de su propia…

El sueño de un hombre libre
El folletín

El sueño de un hombre libre

Concluye la visita al ESPEJO DOS: El peón, un miserable e insignificante peón que se cree un afamado hombre de negocios, un dios todopoderoso, un triunfador que no está dispuesto a someterse a ningún otro dios desconocido y, mucho menos,…

El afamado hombre de negocios era un peón
El folletín

El afamado hombre de negocios, ¡un peón!

Abdón Martínez, el afamado hombre de negocios, era un peón. ¡Un peón en una maldita partida de ajedrez! Tenía conciencia del pecado, así que no podía ser un peón. Salvo en sueños. O por sobredosis. Pero no, las piezas se…

Era un maldito peón, 16 entrega de El esclavo de los nueve espejos
El folletín

Era un maldito peón

Apenas se ha dado cuenta, pero el ex policía y sicario Alejandro Neblí, ha atravesado la superficie líquida de otro espejo y sin saberlo un extraño se ha apoderado de sus sentidos y adueñado de su mente, un tal Abdón…

Aquellos espejos estaban vivos, 15ª entrega de El esclavo de los nueve espejos
El folletín

Aquellos espejos estaban vivos

El sicario y ex policía Neblí da dos pasos atrás y rompe la conexión con el espejo en el que está encerrado el cacique Emiliano Suárez. No puede digerir lo sucedido. Aquellos espejos almacenaban la esencia de las pesadillas, vibraban…

Doble condena, 14ª entrega de el esclavo de los nueve espejos
El folletín

Doble condena

Poseído por la maldición de los espejos, don Emiliano, rayano en la locura, ha perdido todo contacto con la realidad. En un acto de arrogancia bruta, se arroja al vacío del espejo, sin constatar en qué lado del azogue se…

La maldición de los espejos, una novela de Raimundo Castro
El folletín

La maldición de los espejos

Su hija adolescente brutalmente violada, el miedo a los palos de la guardia civil, la amenaza de la pérdida de su casa… El cacique se ha cebado en ellas. Anastasia, la comadrona de Torrealba, solo tiene una salida. Un terrible conjuro…

Close
{"cart_token":"","hash":"","cart_data":""}